LA LEYENDA DE LA REINA QUILAMA

Sobre la Leyenda de la Reina Quilama hay, como siempre ocurre con todas las leyendas, un gran número de versiones sobre cual fue la historia verdadera. En este relato no pretendemos contar la historia verdadera ya que es complicado saber cual fue, pero si intentaremos acercarnos a la versión más probable alejándonos de ficciones creadas con el paso del tiempo.
Para describir correctamente esta historia debemos en primer lugar situar históricamente el tiempo en el que transcurrió, para ello empezaremos con la decadencia del imperio romano a principios del 12siglo V cuando los Suevos, Vándalos y Alanos, pueblos nómadas provenientes del norte entraron por los Pirineos destruyendo cuanto encontraban a su paso repartiéndose a lo largo de la meseta norte de la Península. En Escurial de la Sierra el pueblo que inicialmente se asentó fue el de los alanos, sin embargo su estancia fue fugaz ya que continuaron su recorrido hacia tierras menos laboriosas. Entonces los suevos que se habían instalado en Galicia ocuparon gran parte de la Península Ibérica encontrando su cenit en el año 449 cuando el rey Rékhila se casó con una hija del rey Teodorico de los Visigodos convirtiéndose en aliados.
Los Visigodos habían sido mandados por el emperador romano Honorio para someter a los pueblos invasores, sin embargo, tras la conquista del territorio se establecieron en la Península Ibérica.
Es en este punto cuando ocurrió el hecho que nos ocupa, el final de los visigodos se produjo tras la guerra civil entre el rey Witiza y Rodrigo que se había sublevado y consolidado en el oeste de España hasta llegar a adquirir la supremacía militar y política. Sin embargo no podía ser rey porque según las leyes godas al estar el rey actual aún vivo el rey que ocupara su trono por alzarse en rebeldía era considerado usurpador y tirano. Todas estas disputas favorecieron la entrada de los musulmanes por el sur de España sin encontrar apenas oposición. Finalmente Rodrigo fue coronado rey en el año 710.
A su vez Rodrigo se había enamorado de la hija del conde Julián llamada Florinda (conocida por los musulmanes como la Caba que significa prostituta) con quien había huido. El Conde Julián ofendido por esta acción pretendía recuperar a su hija e hizo un pacto con los musulmanes conduciéndoles en su expansión hasta llegar a la batalla de Guadalete en el año 711, donde históricamente el Rey Rodrigo murió terminando la etapa visigótica española. Sin embargo hay datos suficientes como para pensar que Rodrigo pudo escapar huyendo hacia el norte, pasando por Toledo donde recogió el famoso Tesoro de los Visigodos,  escondiéndose en la Sierra de Quilamas.
Aquí empiezan a confundirse los datos históricos con las leyendas populares. El rey que huyó con su amada y con el tesoro visigótico construyó un castillo en Valero del que se conservan los restos en el que se recuperaba de sus heridas; en su permanencia en el castillo mandó construir unos pasadizos subterráneos con diversas salidas a lo largo de toda la sierra por si debían huir en caso de ataque. El Conde Don Julián que continuaba buscando a su hija persuadió al general musulmán Tarik para que se dirigiera hacia Toledo para buscar el tesoro. Sin embargo Rodrigo ya había huido y Tarik decidió no continuar su infructuosa búsqueda. El Conde don Julián no se rindió y en su afán por encontrar a su hija convenció al general Muza para que se dirigiera a tierras más al norte para matar definitivamente al Rey Rodrigo y la batalla final tuvo lugar según los escritos en el pueblo de Segolluela de los Cornejos en el año 713 donde acabaron con Rodrigo. Sin embargo esta batalla no debió de producirse en dicho pueblo sino en el castillo donde se alojaba Rodrigo con sus hombres. Tras un asedio de las tropas musulmanas en el tiempo que construían una bastida (torre gigante para atacar castillos) en una zona cercana (más tarde daría lugar a los cercanos pueblos de La Bastida y Cilleros de La Bastida –cilla es despensa en árabe-) se produjo el asalto definitivo. Sin embargo los escasos hombres de Rodrigo huyeron por los pasadizos siendo alcanzados en gran número en el pueblo de Segolluela (de ahí la posible confusión). Rodrigo escondió en una cueva cercana a su amada con el Tesoro donde poco tiempo después ella moriría esperándole, mientras él huía al cercano pueblo de Viseu en Portugal donde finalmente moriría en el año 714.
Al-quila significa tierra de castillos como lo atestiguan los cercanos castillos del Pico Cervero en Escurial de La Sierra, Lacurona en Navarredonda de la Rinconada, el de Monreal en Casafranca, el de Villar de Leche en Endrinal o el Gancho en Garcibuey y al-quila-ama sería castillo de los amantes, del que tomaría nombre la Sierra. Una leyenda de la zona corrobora esta versión de los hechos variando únicamente los nombres de los protagonistas principales por los de Alarico y Quilama pero manteniendo el resto de datos de forma verídica situando la tradición en la misma época.
Y con esto termina el relato que cada persona continuará contando a su manera escribiendo la historia a diario…..

Jesús I. Pierna Chamorro